«Calorcito humano»

En esta parte del planeta, donde yo habito, acabamos de iniciar el Verano. Yo lo visualizo naranja fuego, es el color que me viene a la cabeza. También el azul del agua, y la brisa terrosa, que por aquí se respira, forman parte de esta estación tan hermosa. Y mira por donde, entre fuego, agua y tierra, vamos componiendo el espectro de los Cinco Elementos del Feng Shui. La luz blanca, que nos identifica con el metal, y la cantidad de verduras, hortalizas y frutos, que representan la madera. Quizá te estés preguntando a que viene todo esto.
Verás, quisiera hablarte de los 5 Elementos, pero de un modo cotidiano y cercano, para que a ser posible, podamos vislumbrar a uno de ellos con una leve mirada. El ser humano, está lleno de sustancias físicas que completan la armonía. Somos un microcosmos Feng Shui en sí. Se dice que en una pecera, también existen los Cinco Elementos.
Revisemos: agua-agua, peces-fuego, plantas-madera, tierra-tierra, piedras-metal…
Hace apenas unos días, me deshice de las peceras. Los peces hacía tiempo que nos habían abandonado, y aunque lucían limpias y a la espera de nuevos habitantes, el hecho se hacía esperar. Así que di la oportunidad a otros humanos, de intentar recrear ese espacio perfecto. Nos empeñamos a menudo en plagiar a la naturaleza, sin darnos cuenta, de que es mucho más fácil y efectivo, reconocernos, como lugares de culto.
¿Cómo cuidar de nuestra pecera?
METAL. En nuestro organismo existe una estructura, bastante dura, casi como el metal, bueno, quizá exagero un poco, a no ser que tengas piezas metálicas en tu cuerpo, nuestro esqueleto, haría las veces de este noble elemento. Los huesos son fríos, rígidos, casi blancos… Pues redundando: blanco y en botella=hueso…
Mantente en forma, haz ejercicio en la medida de lo posible, y cuida tu alimentación. Esto no te lo digo vanamente, lo he disfrutado y sigo disfrutándolo en mi misma. Cuando hace unos añitos, decidí girar en seco mi vida, y adentrarme en la disciplina que considero más bella. Su nombre es “Unión”, y así dicho quizá no te diga mucho, o nada… Y tienes toda la razón, se trata de Yoga, el Yoga Integral inundó cada poro de mi piel, cada fibra de mi musculatura, y mi estructura ósea, y todas mis vísceras, comenzaron a vibrar en ese nuevo alimento del cuerpo, alma y mente.
AGUA. Me quedo sin palabras. ¡Si somos casi todo agua! Realmente, cuando me observo, no termino de entender, como puede ser que tengamos tanto líquido elemento en nuestro interior. Todo el sistema urinario. Y al igual que en nuestra mencionada pecera, es el elemento que más abunda.
FUEGO. Vísceras de purificación y gestión. Hígado, Vesícula, Apéndice, Estómago. ¿Puedes visualizarlas trabajando? ¡Qué importante darles el trabajo justo y necesario, para nutrirnos y sentirnos cuidados!
MADERA. Precioso Elemento. De crecimiento, de evolución. De procreación. El aparato reproductor. Hace que lejos de extinguirnos, sintamos que vamos dejando huella. Y ten en cuenta, que no es necesario llevarlo a la realidad material humana. La procreación puede llevarse a cualquier ámbito de la vida. Porque de eso se trata, de sacar a la luz nuestra creatividad.
TIERRA. Bendita y bella. Que abastece, que sustenta, y que acoge. Y aunque a simple vista no vieras similitud, haz unos minutos de introspección. Respira profundamente, llena desde el tórax hasta el abdomen de oxígeno limpio y puro. Observa cómo se expanden tus pulmones, como cada célula de tu cuerpo vibra al paso de la recarga de energía.
Con este repaso, espero que no te lleve al aburrimiento, intento despertar la curiosidad. Ese punto donde te paras a pensar, en todo el universo que llevas en ti. En la fortuna de estar hoy leyendo y asintiendo, y sobre todo reconociendo.
Es hermoso dar acogida a peces, gatos, perros, tortugas, pájaros, y otros seres del mundo animal en nuestros hogares y en nuestras vidas. Cuando me paro a estudiar a mis gatos, tan meditativos y tan cuidadosos de sus cuerpos, me pregunto qué hay de ellos en mí. Nuestros amigos, evitan comer comida en mal estado, hacen reposo cuando alguna parte de su cuerpo les molesta, beben agua hasta de una charca si su depósito está vacío o sucio. Con esto lejos estoy de darte ninguna lección. Simplemente estoy reflexionando por los dedos, y compartiendo contigo el resultado de horas de observación.
Y ahora querida persona, que has tenido a bien seguir este texto… recibe mi más sincera ENHORABUENA, por entretenerte en TI MISMA… Feliz VERANO.


Sobre la Autora:

Joana Llavata Pons
Graduada en Artes Plásticas: Diseño de Interior y Arte Publicitario. Consultora y Formadora en el noble arte del Feng Shui.
Gran disfrutadora del mundo holístico, de la risa, y la felicidad.
info@acoir.es
www.acoir.es | www.joanallavata.com
617439078 – 961140115

The following two tabs change content below.

EHD Magazine

Descubre más contenidos en EHD magazine
EHD magazine es un portal web cuya intención es la de facilitar a las personas conocimientos que puedan ayudarles a vivir en armonía y despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.