«¿Copyleft o Copyright?»

copyright-copyleft, Marian Rojo Setién, EHD magazine, derechos de autor,

Si tu vocación es crear, este artículo puede ayudarte a diferenciar entre el Copyleft y el Copyright e informarte sobre cómo proteger tus obras de forma gratuita y poder compartirlas con el mundo.

¿Conoces las alternativas al sistema tradicional de protección de los derechos de autor? Para adquirir los derechos de autor sobre una obra propia no es necesario hacer nada. La obra se atribuye a su autor por el simple hecho de la creación. Los registros de Propiedad Intelectual (públicos o privados) y otra serie de mecanismos, como documentos notariales, solo tienen efectos probatorios, nunca constitutivos de la autoría de una obra, es decir, que no es necesario registrar la obra para que se reconozca al autor de la misma.

Por lo tanto y por defecto, cualquier creación intelectual que goce de la suficiente originalidad pertenece a su autor, correspondiéndole a este los derechos absolutos sobre la misma. Algunos son perpetuos, otros se extinguen con el paso del tiempo, algunos pueden cederse a terceros, otros son indisponibles e irrenunciables. Pero la decisión es del autor, y sin su permiso nadie puede copiar, descargar, modificar o utilizar la obra o partes de la misma.

Frente a la idea del Copyright y su sistema de todos los derechos reservados, desde hace algunos años, ciertos colectivos vienen desarrollando el término de Copyleft, que es una forma de ejercer el derecho de autor que permite distribuir libremente copias y modificaciones de creaciones intelectuales.

Actualmente nos encontramos en pleno período de cambios. Cambios generales en nuestro mundo, en el entorno, en el sistema económico… y cambios especialmente relevantes en el sistema de la propiedad intelectual.

Las Nuevas Tecnologías han revolucionado nuestras vidas. Hoy en día cualquiera puede ser creador y en muchas ocasiones ya no son necesarios los intermediarios.

En este sentido, se requiere un nuevo marco normativo, que proteja con eficacia tanto a los consumidores y usuarios como a los creadores, inversores y todas las piezas de este enorme engranaje que supone una importante fuente de ingresos en los países desarrollados.

En este contexto aparecen a escena las licencias Creative Commons. Según sus propios creadores, este sistema es un nuevo modelo de gestión de los derechos de autor que no persigue competir con el Copyright, sino complementarlo. Creative Commons Corporation es una entidad no gubernamental y sin ánimo de lucro que utiliza las nuevas tecnologías para llevar a cabo un sistema de gestión de los derechos de autor menos restrictivo que el tradicional de «todos los derechos reservados».

Con el abogado y catedrático de Derecho en la Universidad de Stanford, Lawrence Lessig, como fundador, Creative Commons viene a ofrecer una infraestructura que, respetando las leyes de Propiedad Intelectual, permita una mayor flexibilidad en la utilización de las obras por terceras personas.

Las licencias pueden ser utilizadas tanto por particulares como por empresas o corporaciones, que no deseen perder el reconocimiento de su autoría, pero si permitir ciertos usos de sus obras de forma libre. En España, la Universidad de Barcelona ha sido la encargada de adaptar las licencias Creative Commons a nuestro Derecho positivo. Al frente de este proyecto destaca la labor del profesor Ignasi Labastida. El sistema de Creative Commons es sencillo y está pensado para que pueda utilizarlo cualquier persona sin conocimientos avanzados de derecho, aunque, en ocasiones, conviene consultar a un abogado sobre algunos detalles técnicos.

El titular de los derechos de autor puede escoger entre las distintas opciones de licencia que ofrece Creative Commons en función del uso de su obra que desee permitir: atribución, no comercial, sin obra derivada o compartir igual. Con estas variantes pueden hacerse diferentes combinaciones atendiendo a las necesidades del autor.

Creative Commons se encuadra dentro de los movimientos Copyleft pero no es el único modelo dentro de esta forma de entender la propiedad intelectual. Entre otros, destacan la licencia GPL para software libre y el sistema Coloriuris. Estas alternativas al Copyright gozan de plena eficacia jurídica y cada día son más utilizadas por los autores para compartir el fruto de su creatividad con el mundo.

Autora: Marian Rojo Setién – Abogada experta en propiedad intelectual y protección de datos.

The following two tabs change content below.

EHD Magazine

Descubre más contenidos en EHD magazine
EHD magazine es un portal web cuya intención es la de facilitar a las personas conocimientos que puedan ayudarles a vivir en armonía y despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.