«El cambio»

Todos queremos cambiar
con los bolsillos llenos de piedras.
Todos queremos llegar a ser, alcanzar, poseer
gritando carencias.

Nos hacemos complejas llaves de judo
e, inmovilizados, nos lamentamos,
víctimas de nuestro propio abrazo asfixiante.

Acuérdate siempre de respirar hondo,
de mirarte al espejo y decirte
«déjate de historias».

La vida no es un tablero en el que avanzar
a saltos, de fin de semana en fin de semana.
No podemos sentarnos en la sala de espera
de lo bueno, cruzados de brazos,
matando el tiempo.

El que mueres eres tú, lentamente,
y no te estás enterando.
La vida es eso que pasa cada minuto
desde que abres los ojos por la mañana,
la vida está pasando mientras lees esto.

La Vida no te espera, sucede sin más.
Así funciona el juego.

Deja de hacer listas interminables de excusas,
de posponer el movimiento.
Tienes la falsa ilusión de estar quieto
pero no es más que un bálsamo de mentira
que se ha inventado tu miedo.
No confundas la calma con el conformismo,
la resignación es un cojín mullido
que no te sostendrá por mucho tiempo.

Algo dentro de ti está gritando,
te pide a voces un cambio.
Deja de hacerte oídos sordos.

Escucha lo que tienes que decirte
y podrás recordártelo cuando el miedo te explique
que es mucho más seguro quedarte como estás.
Más vale pájaro en mano no es
sino la fórmula mágica de la imposibilidad.

Eres tú el que has creado esa jaula dorada
en la que a veces sientes angustia,
vacío, sensación de estar perdido.
Son tus sombras las que se proyectan fuera,
las que te impiden ver la potencialidad.

Ábrete la puerta,
date la oportunidad.

La vida es hoy, y con suerte lo será también mañana.
Pero eso no lo sabremos hasta que llegue
y no es lo que importa.
La vida está pasando ahora mismo
¿y vas a seguir esperando en tu jaula?

Yo te espero fuera.

The following two tabs change content below.

Irene Z.

Mi compromiso con escribir sobre la verdad lo llevo en tinta en un costado. Como dijo Gandhi: «Si estás en lo cierto y lo sabes, di lo que piensas. Aunque seas una minoría de uno, la verdad sigue siendo la verdad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.