«El dolor de cabeza desde la Reflexokinesia®»

dolor de cabeza, migraña, cefalea tensional, cefalea secundaria, Fernando Maldonado Ramos, terapia alternativa para cefaleas, terapia alternativa para migrañas, terapia alternativa para dolor de cabeza

Según la Sociedad Española de Neurología (tercera edición de la Guía Oficial de la Práctica Clínica de Cefaleas) entre el 85-90% de la población española ha tenido algún episodio de cefalea en el último año. Afecta a más del 73% de la población masculina y a más del 92% de la femenina. El dolor de cabeza es el principal motivo de consulta ambulatoria, con unas cifras que se sitúan entre 19,3% y el 32% del total. El estudio también indica que, aunque en los últimos 20 años las cifras de prevalencia de migraña apenas han variado, sí se ha producido un aumento notable en la cefalea tensional frecuente y en la cefalea tensional crónica, señala la Dra. Patricia Pozo Rosich, Coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. La presencia de cefalea crónica se asocia a una mayor discapacidad y pérdida de productividad, a un mayor número de consultas médicas, hospitalizaciones y costes económicos. En nuestro país, y sólo si contabilizamos económicamente lo que supone la pérdida de jornadas laborales, estaríamos hablando de unos 2.000 millones de euros anuales, explica la Dra. Patricia Pozo Rosich.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cefaleas (caracterizadas por dolores de cabeza recurrentes) son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes o racimo. Según esta misma organización, se calcula que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es de aproximadamente 50%. Entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 años han sufrido una cefalea en el último año, y el 30% o más de este grupo ha padecido migraña.
Con esta prevalencia no es difícil entender que los pacientes que padecen cefalea busquen diferentes opciones para su problema, cuando los medios convencionales no funcionan o no lo hacen eficazmente. De hecho la OMS afirma que también puede ser provocada por el consumo excesivo de analgésicos.

Tipos de cefaleas
La migraña, la cefalea tensional y la causada por consumo excesivo de analgésicos (cefalea de rebote) tienen importancia para la salud pública pues causan gran discapacidad y morbilidad en la población. Por un lado se pueden dividir en dos grandes grupos: Primaria y Secundaria.
Primaria (90%) son cuando el dolor de cabeza es el único o principal síntoma de la enfermedad. Es decir, donde no hay datos que indiquen que el dolor forma parte de otra enfermedad. A este grupo pertenecen la gran mayoría de los dolores de cabeza, entre ellos la migraña, la cefalea de tensión, la cefalea en racimos, etc.
Secundaria son cuando el dolor de cabeza es un síntoma de otra enfermedad como una infección, una sinusitis, una meningitis, un tumor o una hemorragia cerebral… Las características del dolor y otros datos de alarma ayudan al médico a sospechar de una causa secundaria.
Migraña (jaqueca). Es una cefalea primaria. Según la Sociedad Española de Neurología son el 15%. La migraña suele aparecer en la pubertad y afecta principalmente al grupo entre los 10 y los 45 años de edad (suelen tener un componente hereditario). Es dos veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres debido a influencias hormonales.
Está causada por la activación de un mecanismo encefálico que conduce a la liberación de sustancias inflamatorias y causantes de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza.
La migraña es recurrente, a menudo dura toda la vida y se caracteriza por episodios recurrentes.

Las causas más comunes son:

  • Abstinencia de cafeína.
  • Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual de las mujeres o con el uso de píldoras anticonceptivas.
  • Cambios en los patrones del sueño.
  • Tomar alcohol.
  • Ejercicio u otro estrés físico.
  • Ruidos fuertes o luces brillantes.
  • Pasar por alto comidas.
  • Olores y perfumes.
  • Fumar o exposición al humo.
  • Estrés y ansiedad.
  • Ciertos alimentos pueden desencadenar migrañas. Los más comunes son:
    • Productos lácteos, especialmente ciertos quesos.
    • Productos con glutamato monosódico (GMS).
    • Alimentos que contienen tiramina como el vino tinto, el queso curado, el pescado ahumado, los hígados de pollo, los higos, algunas legumbres.
    • Frutas (aguacate, plátano, frutos cítricos).
    • Carnes que contengan nitratos (como el tocino, los perritos calientes o hot dogs, el salami, las carnes curadas).
    • Maní y otras nueces y semillas.
    • Alimentos procesados, fermentados, adobados o marinados.

Existen 2 tipos principales de migrañas:

  • Migraña con aura (migraña clásica)
  • Migraña sin aura (migraña común)

El aura es un grupo de síntomas del sistema nervioso (neurológicos). Estos síntomas se consideran un signo de advertencia de que una migraña está por venir. A menudo, la visión resulta afectada y puede incluir cualquiera de los siguientes aspectos:

  • Un punto de ceguera temporal o manchas de color.
  • Visión borrosa.
  • Dolor ocular.
  • Ver estrellas o líneas en zig zag o luces destellantes.
  • Visión de un túnel (solo es capaz de ver los objetos más cercanos al centro del campo de visión).

Otros síntomas del sistema nervioso incluyen:

  • Bostezar.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Náuseas.
  • Problemas para encontrar las palabras adecuadas.
  • Mareos.
  • Debilidad.
  • Entumecimiento y hormigueo.

Algunos de estos síntomas son mucho menos comunes con los dolores de cabeza migrañosos.
Un aura se presenta a menudo 10 a 15 minutos antes del dolor de cabeza, pero puede suceder desde unos minutos hasta 24 horas antes. No siempre un aura antecede a un dolor de cabeza.
En los niños, los episodios suelen durar menos y los síntomas abdominales son más prominentes.

Los dolores de cabeza normalmente:

  • Comienzan como un dolor sordo y empeoran en cuestión de minutos a horas.
  • Se sienten pulsátiles, palpitantes, que laten con violencia.
  • Son peores en un lado de la cabeza con dolor por detrás del ojo o en la parte posterior de la cabeza o el cuello.
  • Duran de 6 a 48 horas.

Otros síntomas que se pueden presentar con los dolores de cabeza incluyen:

  • Escalofríos.
  • Aumento de la micción.
  • Fatiga.
  • Inapetencia.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad a la luz o al sonido.
  • Sudoración.

Los síntomas pueden persistir aún después de que la migraña haya desaparecido. Esto se llama «resaca migrañosa». Los síntomas pueden incluir:

  • Sentirse embotado mentalmente, como que el pensamiento no es claro ni agudo.
  • Necesidad de dormir más.
  • Dolor de cuello.

Las principales cefaleas primarias son:

Cefalea tensional
Es la cefalea primaria más común. Según la Sociedad Española de Neurología son el 66%.
La cefalea tensional episódica, que se produce menos de 15 días al mes, se observa en más del 70% de ciertos grupos de población.
La cefalea crónica, que se produce más de 15 días al mes, afecta al 1-3% de los adultos
La cefalea tensional a menudo empieza en la adolescencia y afecta más a las mujeres que a los hombres en una relación de 3:2.

Las causas más comunes son:

  • Relación con el estrés.
  • Problemas osteomusculares del cuello (cara, cuello y hombros).
  • Alcohol.
  • Cafeína (exceso o abstinencia).
  • Problemas en Articulación Temporo-Mandibular (ATM).
  • Depresión y Ansiedad.
  • Traumatismo Craneal.
  • Actividades que obliguen a mantener la cabeza en una posición fija (ordenador, microscopio).
  • Dormir en una habitación fría.
  • Fatiga o esfuerzo excesivo.

Cuando es episódica, los episodios duran por lo general unas pocas horas, pero pueden persistir varios días.
La cefalea tensional crónica puede ser constante y es mucho más incapacitante que la forma episódica.
El paciente describe esta cefalea a menudo como una especie de banda de presión u opresión alrededor de la cabeza, que a veces se irradia al cuello o desde este. Es raro que provoque náuseas o vómitos.

Cefalea en brotes o racimo
Es relativamente rara; afecta a menos de 1 en 1000 adultos; es más frecuente en los hombres que en las mujeres, con una relación de 6:1.
Generalmente se presenta entre 20-30 años.
Se relaciona con aumentos en la secreción de histamina y posiblemente serotonina a nivel del hipotálamo.
Se caracteriza por episodios recurrentes y frecuentes (hasta varias veces al día, normalmente a la misma hora), breves pero sumamente dolorosos, de cefalea y normalmente se concentran en torno a un ojo, que lagrimea y se enrojece; se acompaña de rinorrea u obstrucción de la fosa nasal del lado afectado, y el párpado puede estar caído.
Suelen tener un componente hereditario.
Puede ser episódica o crónica.

Las causas más comunes son:

  • Alcohol y tabaco.
  • Grandes alturas.
  • Luz brillante.
  • Esfuerzo.
  • Calor.
  • Ingesta de nitritos.
  • Consumo de drogas como la cocaína.

También existen Cefaleas por uso excesivo de analgésicos (cefalea de rebote)
Está causada por el consumo crónico y excesivo de medicamentos para combatir las cefaleas.
Es la forma más común de cefalea secundaria.
Puede afectar hasta un 7% de ciertos grupos de población, más a las mujeres que a los hombres.
Es una cefalea presente la mayor parte del tiempo, opresiva, persistente y generalmente peor al despertar.
Muchos de los dolores de cabeza no son supervisados ni tratados por un médico. Este es uno de los primeros pasos que un paciente debería realizar, ir a su profesional de la salud para diferenciar e intentar clasificar su dolor de cabeza. Aún así esto sigue siendo muy difícil, es decir, es muy complicado encontrar la verdadera causa del problema y lo que se hace es paliar el síntoma pero difícilmente se encuentran claramente las causas.

Desde la Reflexokinesia® (RK) y la Kinesiología basada en Neurología Funcional realizamos una serie de valoraciones que incluyen anormalidades en la biomecánica de estructuras como las cervicales, cráneo, articulación temporo-mandibular (ATM), dientes y oclusión. Cualquiera de estas estructuras pueden alterar la función neurológica normal de pares de nervios craneales y provocar neuralgias o mialgias. A veces encontramos traumatismos (ligeros o graves) pasados como la causa de la disfunción.

Factores bioquímicos y ambientales también son revisados con RK como causas de la cefalea. En ocasiones encontramos:

  • Acidosis láctica (por la ineficiente producción de energía celular).
  • Cambios de pH.
  • Alteraciones de electrolitos.
  • Deshidratación funcional.
  • Disfunciones hepáticas.
  • Alteraciones digestivas.
  • Alergias.
  • Polución.
  • Consumo de ciertos alimentos:
    • Chocolate.
    • Productos lácteos, especialmente ciertos quesos.
    • Productos con glutamato monosódico (GMS).
    • Alimentos que contienen tiramina como el vino tinto, el queso curado, el pescado ahumado, los hígados de pollo, los higos, algunas legumbres.
    • Frutas (aguacate, plátano, frutos cítricos).
    • Carnes que contengan nitratos (como el tocino, los perritos calientes o hot dogs, el salami, las carnes curadas).
    • Cebollas.
    • Maní y otras nueces y semillas.
    • Alimentos procesados, fermentados, adobados o marinados.

Otros factores en los que nos enfocamos en RK, son los desequilibrio de neurotransmisores (como histamina y serotonina), así como en el sistema endocrino y su repercusión en las hormonas (debido la complejidad de las hormonas en la mujer, puede ser una causa de su mayor prevalencia).
La inflamación puede ser otra posible causa que colabora con los dolores de cabeza. Este es un factor complicado de identificar, pero en RK tenemos herramientas muy precisas que nos guían en la búsqueda del patrón de inflamación y una vez encontrado aplicar la mejor corrección para cada caso, utilizando normalmente complementos nutricionales y dieta.
El estrés emocional es una de las causas reconocidas del dolor de cabeza, afectando a nuestro Sistema Nervioso Autónomo (SNA) (especialmente cuando es un estrés crónico). EL SNA controla y regula junto al hipotálamo nuestras funciones corporales (precisamente el SNA y el hipotálamo están implicados en diferentes tipos de dolor de cabeza). En RK tenemos varios sistemas para reconocer e identificar ese estrés emocional y ayudar a que se puedan compensar lo mejor posible aumentando los recursos de adaptación de la persona utilizando técnicas emocionales, nutricionales, estructurales o energéticas, ayudando así a normalizar las funciones del SNA, hipotálamo y neurotransmisores.
A modo de ejemplo vamos a presentar un caso típico de dolor de cabeza de origen asociado a la menstruación: Migraña Menstrual.
La migraña hormonal son ataques de migraña que ocurren durante el periodo perimenstrual (día 1 de sangrado ± 2 días): el dolor puede iniciarse desde dos días antes del sangrado hasta dos días después, en al menos 2 de 3 ciclos menstruales y no ocurren otros episodios el resto del mes.
Las hormonas principales implicadas en este desequilibrio son los estrógenos y la progesterona. Pero también la secreción rítmica de aldosterona, secreción nocturna de melatonina, prolactina, actividad de las plaquetas, metabolismo del ácido araquidónico y prostaglandinas.
Una de las cosas que se ha visto asociada a la migraña menstrual es la caída de estrógenos. Pero en muchas ocasiones podemos encontrar la falta de recursos del hígado para metabolizar esos estrógenos para que aumente el nivel de progesterona a partir de la ovulación, como causa del dolor de cabeza. Especialmente en las migrañas que aparecen tardíamente.
La caída de los valores de estrógenos durante la menstruación no parece ser el único desencadenante de la migraña menstrual. Existe una relación estrecha entre los estrógenos y diversas sustancias en el sistema nervioso central, como la noradrenalina, la serotonina, la dopamina y las endorfinas, que pueden desempeñar un papel en la patogenia de la migraña menstrual. Durante la menstruación también se han detectado valores elevados de prostaglandinas en el endometrio que pasan a la circulación sistémica y pueden causar también cefalea. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que inhiben la síntesis de prostaglandinas, son efectivos para prevenir la migraña menstrual en algunas pacientes. Por otro lado, diversos autores han encontrado valores bajos de magnesio en pacientes con migraña menstrual, y en algunos casos la administración de magnesio parecer ser eficaz.

¿Cómo podemos ayudar desde la Reflexokinesia®?
Una de las cosas más importantes va a ser el manejo del estrés. El estrés aumenta el cortisol, el cual necesita los mismos cofactores para su creación que la progesterona. Muchas mujeres tienen baja la progesterona por culpa de los niveles elevados de cortisol. EL cortisol también debe ser metabolizado en el hígado a través del mismo mecanismo de detoxicación que las otras hormonas. Por este motivo si el hígado trabaja más para metabolizar ese exceso de cortisol le faltarán recursos para metabolizar estrógenos y progesterona. Reducir el estrés implica relajación, meditación, yoga, Qi-Gong, ejercicio (con el ejercicio el hígado puede trabajar mejor para desintoxicar), reducir o pasar a cero la cafeína y el azúcar y cambios en el estilo de vida tanto como uno sea capaz. En RK utilizamos comúnmente el recurso de las Flores de Bach para apoyar ese proceso emocional.
Para ayudar a este patrón de detoxificación del hígado, entre otras cosas es importante reducir los xenoestrógenos (sustancias químicas que imitan a los estrógenos) por ser disruptores endocrinos (alteran la función endocrina). Muchos problemas de infertilidad, alteraciones sexuales, así como alteraciones hormonales masculinas y femeninas pueden ser afectados por los disruptores endocrinos. La mayoría de los xenoestrógenos son encontrados en plásticos que contienen Bisfenol A y otros policarbonatos. Usando menos plásticos y especialmente cuando no calentamos o cocinamos con productos de plástico puede ayudar a reducir nuestros niveles de xenoestrógenos (esto también incluye las tapas que se utilizan en los vasos de café para llevar tan de moda ahora).
Desde un punto de vista nutricional existen alimentos que ayudan al hígado en esa función de detoxicar, como los vegetales crucíferos, col, brócoli, coliflor, col de Bruselas, remolacha y alcachofas. También es importante usar buenos aceites, como el aceite de oliva y el de coco (procurar no calentar demasiado este).
También es importante identificar alimentos que nos pueden crear algún tipo de sensibilidad alimentaria o alergia. La histamina creada por una alergia alimentaria puede ser el detonante del dolor de cabeza. Con RK es fácil identificar estos alimentos y hacer un seguimiento de la capacidad de adaptación de la persona a ese alimento. Hemos comprobado la relación entre alergias alimentarias y alteración en meridianos de acupuntura, por tanto regulando estos meridianos con técnicas de RK, no sólo podemos ayudar a las alergias alimentarias, sino también ayudar al dolor de cabeza a través de puntos de acupuntura que durante miles de años han ayudado a millones de personas.
En RK, una vez que identificamos el desequilibrio, podemos buscar la forma más eficaz de ayudar a nuestra homeostasis a que pueda compensar ese dolor de cabeza. En muchas ocasiones serán muy útiles algunos complementos nutricionales como: calcio, magnesio, omega-3, niacinamida, B5, B6, B12, ácido fólico, quercitina, taurina, vitamina C, ginkgo biloba, manzanilla, valeriana, jengibre y sauce.

No dudes en buscar un profesional cualificado y bien formado en Reflexokinesia® para evaluar tu dolor de cabeza y ayudarte a aliviar este problema.

The following two tabs change content below.

Fernando Maldonado Ramos

Email: kinesiologiareflexokinesia@gmail.com / Tlfno: +34 638 598 692 en Reflexokinesia®
Con más de 25 años de experiencia en la práctica de la Kinesiología y 20 años de una intensa docencia. (Se ha formado con kinesiólogos de prestigio como el Dr Goodheart, Dr Leaf, Dr Schmitt, Dr Sheldon, Dr Duffy, Dr Seru, Dr Shafer, Dr Belli, Dr Frost y otros. Ha organizado su propio sistema de trabajo denominado Reflexokinesia®). DC, MChiro, PTP, PRKP

Otros artículos de Fernando Maldonado Ramos (ver más)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *