«¿Qué harías si no tuvieras miedo?»

El miedo es una emoción a priori saludable y necesaria para nuestra supervivencia. Las emociones son fundamentalmente adaptativas: el miedo nos advierte del peligro. Las emociones nos organizan para la acción: el miedo nos prepara para huir. Las emociones nos informan, son el resultado de evaluaciones automáticas que hacemos sobre el significado de las situaciones en
relación a nuestro bienestar, así como de las necesidades y metas que están operando en ese momento. (Greenberg y Paivio).

El miedo saludable es una reacción a algo que está ocurriendo aquí y ahora, algo que compromete nuestra seguridad; por ejemplo, un perro rabioso, un incendio… Sin embargo existe otro tipo de miedo, desadaptativo que en realidad es una reacción a otras experiencias pasadas y a anticipaciones de una probable (que no necesariamente real) amenaza futura. Miedos más complejos y abstractos; miedo a la soledad, a la intimidad, al abandono, al rechazo…

Hay cosas que hacemos por miedo, como agradar, priorizar los deseos de los otros, callar lo que pensamos o lo que nos molesta y hay otras que dejamos de hacer, por el qué dirán, por sentirnos incapaces, por el miedo al éxito, sí, el miedo al éxito también existe. Estos miedos nos alejan de nuestros deseos, nos estancan en la comodidad de lo estable y conocido.

Todos los días podemos hacer elecciones basadas en nuestros temores o en nuestro desarrollo. El truco consiste en actuar a pesar del miedo. De primeras no se puede eliminar, pero si le hacemos frente, la próxima vez será más manejable y hasta puede que haya desaparecido. Si le prestamos demasiada atención engorda, si intentamos reprimirlo o negarlo es inútil y peligroso pues seguirá estando ahí, pero cada vez más dentro y más lejos de nuestra conciencia. Se ocultará pero continuará ejerciendo control e influyendo en nuestro razonamiento y toma de decisiones aunque de una forma tan indirecta que ya no nos daremos cuenta.

Es importante comprenderlo, aceptarlo, captar la información que nos brinda y utilizarla en nuestro beneficio.

El primer paso es identificar el miedo, concretar qué es exactamente lo que nos asusta: ¿Qué me da miedo? ¿Cuándo aparece?

El segundo conllevaría un autoanálisis: ¿Qué creencias negativas sobre mí, los demás y el mundo sustentan este temor? El miedo está muy unido a la falta de amor. Falta de amor hacia uno mismo, me considero incapaz, inadecuado ante determinadas situaciones. Y falta de amor hacia los demás, a los que percibo como una amenaza. Los miedos también esconden beneficios secundarios, motivaciones ocultas: ¿Qué nos aporta no enfrentarnos a ciertos temores? ¿Evitar la responsabilidad adulta? ¿Achacar la culpa o manipular? Y un examen del propio miedo: ¿Es un peligro real?, ¿Es un sentimiento recurrente? ¿Es una respuesta a lo que está sucediendo ahora o es un producto del pasado? El miedo en algún momento nos sirvió, nos protegió, el problema es
que persiste y se generaliza a situaciones actuales, donde ya no resulta útil.

Y por último, no hay escapatoria, la clave es afrontar el miedo. Puede que necesites proceder de forma gradual o precisar más tiempo, está bien, pero hay que hacerlo. El miedo forma parte de la condición humana, la vida conlleva cambio, incertidumbre. Enfrentarnos al miedo es indispensable en nuestro camino si queremos avanzar, desarrollar plenamente nuestras capacidades, perseguir nuestros sueños…

«El miedo
ES LOCO
sí, a veces es tan ridículo, tonto, exagerado, mandón que sin dudas es loco.
ES DE OTRO
sí, siempre hay otro que es el dueño del miedo, hasta cuándo vamos a dejar que sea ese otro el que haga y deshaga con nuestra vida.
ES DE AYER
sí, todas las explicaciones e historias del miedo tienen como prueba lo que antes pasó, pero nosotros queremos mañana, terminemos con el ayer.
ES DE UNO
no importa si muchos otros tienen el mismo miedo, este miedo es mío y si es mío puedo decidir que no lo quiero más.
ES UN JUEGO
pero a veces no nos damos cuenta que estamos jugando y nos olvidamos de que cuando uno juega puede de pronto pararse y decir… basta, no juego más»
(fragmentos del libro Miedo Coraje Voluntad Ganas; Luis Jait)

Sobre la autora:
Natalia Sánchez
Psicóloga y psicoterapeuta en Psintropía. Acompañamiento a las personas en sus propios procesos de autoconocimiento y asunción de responsabilidad en la vida.
656 831 328
n.sanchez@cop.es
psintropia.blogspot.com.es

The following two tabs change content below.

EHD Magazine

Descubre más contenidos en EHD magazine
EHD magazine es un portal web cuya intención es la de facilitar a las personas conocimientos que puedan ayudarles a vivir en armonía y despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.